Mi rutina facial de noche (piel mixta-grasa)

Como el artículo sobre mis bases de maquillaje favoritas ha tenido bastante éxito en el blog, me he animado a escribir otro sobre mi rutina facial de noche. Así que os contaré qué productos suelo usar para desmaquillarme, limpiar mi cara y hidratar por las noches. Si tenéis la piel mixta, tirando hacia grasa, y con tendencia acnéica e imperfecciones, es posible que encontréis aquí algún producto que no conocíais y que os puede resultar interesante.

Debido al tipo de piel que tengo, me resulta muy difícil probar nuevos productos, a no ser que vengan recomendados por el dermatólogo o que tengan unas reseñas muy muy buenas en internet de gente con problemas similares a los míos. Es así como he llegado a comprar siempre los mismos productos de belleza facial, con pequeñas variaciones, porque mi piel no aguanta cualquier tipo de producto. En cuanto me eche una crema demasiado grasa o no me desmaquille de la manera adecuada o no con el desmaquillante que suelo usar un día, al día siguiente mi cara se llena de granitos.

Después de haber probado muchos productos a lo largo de los años, he llegado a tener casi siempre estos 6-7 productos sin los que no puedo mantener controlados el exceso de sebo y la tendencia acnéica.

productos-belleza_rutina_facial

Limpiar la cara es, para mí, el paso más importante de la rutina facial diaria. Para ello uso tanto desmaquillante como agua micelar y un gel exfoliante.

1. Desmaquillante

Lo primero que suelo desmaquillar son los ojos. Para ello uso el desmaquillante express bifásico de Yves Rocher. Al ser un producto bifásico, hay que agitarlo bien antes de usarlo, así nos aseguramos de que vamos a sacarles provecho tanto a las propiedades hidratantes como a las de limpieza y que vamos a quitar todo el maquillaje, incluso el más resistente. Contiene agua de aciano, planta que se emplea mucho para lavados oculares, así que no sólo que no daña los ojos sino que ayuda, sobre todo a las personas que llevan lentillas – como yo. Desmaquilla muy bien, en pocos segundos, sólo hace falta ponerlo en el algodón y aplicarlo con el ojo cerrado, sin falta de apretar o restregar. A mí esto me viene de maravilla, ya que tengo unas pestañas muy finas y se me rompen muy facilmente, como no hay que frotar no existe este peligro. No es tan grasiento como la mayoría de los desmaquillantes, pero sí que, al ser bifásico deja un toque grasiento, ya que la parte transparente, la que ayuda a desmaquillar mejor, lleva aceites.

La ventaja principal del producto: rapidez al usarlo. Y no nos tenemos que olvidar del precio, ya que es un producto bastante barato, normalmente vale 7€, pero como en la web de Yves Rocher casi siempre tienen descuento, lo podéis encontrar incluso por 3 euros y pico.

yves-rocher-productos-belleza

 

2. Agua micelar

Sí, suelo usar tanto desmaquillante como agua micelar desmaquillante porque el agua micelar no retira el maquillaje de la misma forma que el desmaquillante y el desmaquillante no me gusta usarlo en toda la cara por la sensación grasienta y los aceites que me pueden producir granitos. El agua micelar de Yves Rocher limpia muy bien, incluso las bases de maquillaje que uso yo, que suelen ser de cobertura alta. Deja una sensación de frescor muy agradable y huele muy bien, a campo, a aire fresco, a primavera :))) Aunque en la web digan que es un producto con “una fórmula inédita 3 en 1 que elimina todo resto de maquillaje, para el rostro, los labios y los ojos”, yo os voy avanzando que no cumple con esta última promesa, si no queréis pareceros a un osito Panda es mejor usar otro tipo de producto para los ojos. Con un 50% de descuento sale por unos 5-6€.

rutina-facial-noche-productos-limpieza

3. Gel limpiador

Después de gastarme durante muchos años una pasta en geles o espumas limpiadoras de Clarins, Clinique o Vichy, he descubierto una maravilla, también de Yves Rocher, un gel desincrustante de la gama Pure System, para una piel sin imperfecciones. Mis imperfecciones siguen allí, pero las controlo un poco con este producto :). He usado algún producto más de la gama, pero éste es el que más me gusta.

Gracias a unas microbolitas, limpia los poros, elimina los excesos de sebo y quita los puntos negros. Tiene la textura de un exfoliante, pero no reseca la piel, ya que no tiene jabón. Deja la cara muy limpia y huele…muy muy bien. 5,95€ con el descuento del 50%. Dependiendo de la pereza que tenga, lo aplico directamente con la mano en la cara o con una esponja de silicona para la cara.

 

4. Acniben RX – emulsión limpiadora

Y por si los pasos anteriores no fueran suficientes, uso también una emulsión limpiadora especial para la piel sometida a tratamientos anti-acné. Esta, en concreto, me la ha recomendado el dermatólogo y estoy muy contenta con ella. Desde que empecé a usarla hace unos meses noto que mi piel ha mejorado bastante, aunque en determinados periodos del mes sigo luchando con la tendencia acnéica.

acniben-tratamiento-acneico

No contiene perfumes, conservantes o jabón y deja una sensación de piel estirada y limpia. Al usar tratamientos que contienen isotretinoina y ácido salicílico, que resecan la piel, necesito más hidratación y este producto me la ofrece.

Al ser un producto de Isdin, la podéis encontrar en farmacias. Dependiendo de la farmacia, podéis pagar entre 14 y 20€ (sí, lo habéis leído bien, hay que buscar muy bien porque puede haber un 50% de diferencia). También online aquí o aquí .

5. Crema hidratante

Yo era muy fan de la crema-tratamiento de Clinique, incluida en el sistema 3 pasos anti-blemish. Cumplía con mis necesidades: que hidratase y al mismo tiempo no dejase una sensación grasienta en la piel, al ser libre de aceites. Hasta que, un día, he comprado un set de productos de Redumodel, que venía muy rebajado de precio en Carrefour. El set lo había comprado en realidad para probar la crema reductora de la marca, pero, entre otros productos contenía esta crema también.

cremas-faciales-noche
A la izquierda: Crema Aloe Vera Redumodel; a la derecha Crema de caviar de Kueshi

Voy a reconocer que me ha dado miedo probarla porque, como ya os he dicho, hay muchos productos que me dan problemas, pero me animé a hacerlo un fin de semana, asumiendo las consecuencias. Mi sorpresa ha sido total, es una crema ligera, que hidrata y no deja película grasa alguna en la piel. Además, es muy recomendada como crema de día también, porque contiene filtros de rayos UVB-UVA y protege contra el sol.

En la web vale casi 25€ (50 ml) pero porque soy una chica buena os doy un tip: en Carrefour siguen teniendo promociones de Redumodel y el pack por el que yo pagué unos 20 euros ahora vale unos 7 🙂 Con crema hidratante facial en tamaño normal, crema reafirmante y remodeladora de 100ml, un tónico facial de algas marinas, un gel efecto peeling para el cuerpo, un bote pequeñito de aceite de argán (huele fenomenal no, lo siguiente) y unas mascarillas faciales anti-aging. El precio total de estos productos ronda los 80 euros, me pregunto yo cuándo caducarán los que veden en el Carrefour si los tienen tan baratos…

Pack redumodel carrefour

Later edit: Mirando el envase de la crema he visto que pone “¡Advertencia: contiene benzofenona 3”. Me puse a investigar y es mejor que no piense en la mierda que me estoy echando en la cara todos los días.

 

Me he cansado de tanto escribir sobre mi rutina diaria facial por la noche, imaginaros lo que tardo en hacerlo 🙂 Menos mal que todavía puedo hacerlo, dentro de unos años me veo en la cama, quedándome dormida mientras me desmaquillo :))

 

Mis bases de maquillaje favoritas: Clarins, Mac, Revlon

Uno de mis propósitos para este año 2015 es dejar de escribir bobadas en este blog y ya que el artículo más leído es el de las compras en Asos, lo más probable es que empiece a contaros más sobre compras online. Pero también sobre libros leídos, películas, vacaciones, etc.

Hoy os voy a hablar sobre las bases de maquillaje que más me gustan y consiguen hacer algo que no puede hacer cualquier base de maquillaje – cubrir imperfecciones sin el peligro de provocar otras.

Soy de las mujeres que no salen de casa sin aplicarse base de maquillaje. Por culpa de la tendencia acnéica de mi piel y las imperfecciones que el acné  ha dejado en mi cara, las bases de maquillaje se han convertido en mi gran aliado y mejor amigo a la hora de maquillarse. Obviamente, para que las cosas no empeoren al usar un producto que tapa los poros y, por tanto, no deja respirar la piel, hay que elegirlo cuidadosamente.

¿Cómo tiene que ser una base de maquillaje? Para mi, lo fundamental es que sea:

  • Libre de aceites (oil-free). El acné tiende a encontrarse en pieles que producen demasiada grasa, para evitar que haya incluso más grasa al usar un producto de maquillaje hace falta que éste esté libre de aceites.
  • Que tenga cobertura alta. Si uso base de maquillaje es, sobre todo, porque necesito que me cubra las imperfecciones y las rojeces. Es verdad que las bases de maquillaje de cobertura alta tienden a no darle a la piel un aspecto muy natural, pero hay bases que al final lo consiguen.
  • Que sea de larga duración. Paso más de 12 horas al día con la base de maquillaje en la cara, por lo que necesito llegar por la noche a casa con ella casi intacta y no con manchitas como un dálmata.

 

Después de unos años probando y probando, puedo decir que he encontrado algunas bases que cumplen todos estos requisitos y que voy alternando en función de otros productos que tenga que comprar al mismo tiempo y, por qué no, hay que decirlo, en función del presupuesto.

Clarins Teint Haute Tenue es  la primera base de maquillaje que he probado de la prestigiosa marca francesa y que me ha convencido tanto que durante mucho tiempo he comprado la misma (hay que decir que a mí no me duran las bases como a la gente normal, 6 meses, un año, no :(). Es una base de maquillaje de larga duración y cobertura alta con factor de protección solar 15. Cubre muchísimo, pero sin dejar el aspecto de mascarilla y da luminosidad al rostro. Como la mayoría de las bases, viene en un bote de 30 ml – de cristal, ¡ojo! que a mí se me ha caído al suelo más de una vez, pero parece ser bastante duradero ya que no se ha roto. Como todas las bases que tengo, la aplico con una esponja (no soy fan de las brochas, no tengo la paciencia necesaria para usarlas). Al llevar un dispensador es muy fácil de usar y te aseguras de que no gastas demasiado producto. Me encantan su olor y su textura. ¿Os he dicho ya que cubre muy bien, no? 🙂 La podéis encontrar en muchas perfumerías pero os recomiendo mirar online también si más o menos sabéis qué tono os va mejor. La diferencia de precio puede ser muy alta. En la web de Clarins la venden por 35,10 € , mientras que en Perfumerías Primor ahora mismo está a 23,4€. Creo recordar que en el mismo sitio la he comprado yo hace unos meses por unos 26 euros.

Bases de maquillaje cobertura alta

Clarins Ever Matte. Otro producto que me encanta de esta marca, aunque no tanto como la base de larga duración. La USP del producto es que lucha contra los brillos- cosa que hace muy bien, como os he dicho ya, yo tengo la piel grasa y esta base, sellada con polvos, aguanta más de 16 horas sin que haga falta retocarla. Deja la piel respirar pero cubre menos que la Haute Tenue. Eso sí, también vale menos, en la web oficial 30,6 €, yo la compré hace unos meses por 21€ en la web de Primor, ahora vale más o menos lo mismo. Lo que me gusta más de esta base en comparación con su “hermana” es el envoltorio, es un bote de plástico, muy ligerito y fácil de usar en el bolso y que, además, no te da tanto miedo cogerlo a las 7 de la mañana con los ojos medio-cerrados de sueño, por si se te va a romper. El tono que uso en esta base es el 110 Honey (si no me equivoco todas las bases de Clarins vienen en los mismos tonos, así que has probado un tono de una puedes probar otras bases en el mismo tono sin pasarte por una perfumería para probarlo).

 

Studio Fix de Mac. La archiconocida base de maquillaje de la archiconocida marca Mac. Tengo que reconocer que no he probado muchos de los productos de Mac, pero los que he probado me encantan. Lo mismo me pasa con esta base de maquillaje, lo único es que…odio el olor. Antes de comprarla he leído muchas reseñas pero ni en sólo una no hablaban sobre esto, que huele …pues no diría mal, sino más bien raro. La gente dice que huele “indescriptible, nada notorio”…pues no, a mí me huele a pegamento, a cola blanca. Su cobertura es muy alta, dependiendo de las capas que decidas aplicar vas a conseguir un look más o menos natural. Al tener pequeños rojeces, uso un NC (los tonos NW son rosados, que no ayudan a esconder las rojeces). El tono es 20. Aunque sea bastante pesada por los pigmentos que lleva, deja la piel respirar y aguanta muchas horas también. La podéis encontrar en la web de Mac por 30,5€. Lo que me parece muy cutre es que no lleve dispensador y que te cobren por ello aparte- si quieres asegurarte de que no vas a gastar demasiado producto puedes comprar en la misma web un dispensador por 5,50€. Yo no lo he comprado pero sí pienso hacerlo porque es bastante difícil aplicar la base sin él.

 

Colorstay de Revlon.  Durante mucho tiempo (hasta conocer la Haute Tenue de Clarins) ha sido mi base de maquillaje preferida. Comparada con los anteriores es muy económica. En las Perfumerias Avenida (de Salamanca) la venden por unos 17€ y online la puedes encontrar por unos 12€. Se trata de una base de maquillaje de cobertura muy alta, libre de aceites, que aguanta muchas horas y reduce los brillos. Su olor me gusta mucho, huele a limpio, a fresco, y deja una sensación muy ligera en la cara. Esta base tampoco lleva dispensador y la última vez que la compré me ha sido prácticamente imposible sacarla del bote de forma fácil. Les he escrito a los de Maquillalia, la tienda donde la compré, pero me dijeron que ha cambiado de fórmula y por eso ahora es menos fluida. El truco: dejarla unos días bocabajo y luego verter el contenido en un bote que tenía vacío de otra base de maquillaje con dispensador.

 

Si tuviera que quedarme sólo con una de ellas: la Haute Tenue de Clarins, aunque sea más cara. ¿Vosotros qué bases de maquillaje usáis? Algún consejo o truco para que duren más o para aplicarlas?

Katty y la tecnología (o una historia de amor-odio)

Esta historia de amor-odio empezó hace muuuchos años, cuando Katty tenía un HC 2000 y jugaba al Pack Rat, persiguiendo abejas en una pantalla verde fluorescente. A lo largo de los años, el HC ha sido reemplazado por un PC 486, un Pentium 2 y una conexión dial-up (ufff, cómo echo de menos ese ruido que se oía cuando el ordenador se conectaba a internet ).

ordenador hc 2000

La felicidad suprema vino con un Siemens A50, mi primer móvil, desde el que mandé el primer mensaje de “te quiero” e hice las primeras llamadas al número que no olvidaré nunca en mi vida 🙂

Siemens A50

Y la historia ha sido una de amor, pasando por varios ordenadores, portátiles y móviles hasta que se ha convertido en odio.

Nokia 7373
Móvil que sigo teniendo porque lo he querido con locura- el primer regalo de mi marido 🙂
Samsung F480
El primer móvil comprado en España…Samsung F480
Samsung Omnia i900
Sí que he tenido móviles de esta marca…¡que me den tarjeta de fidelidad!

En 2010, Papá Noel me trajo un notebook, un Samsung NF310 blanco súper bonito que…no funcionaba. Al encenderle sin estar enchufado a la corriente tenía la pantalla rosa, porque la batería se movía. Lo he cambiado por uno negro que no sé si he usado 20 veces (demasiado lento para la Katty Katty que no tiene paciencia).

Samsung notebook

En 2011 me compré un Nokia C7, me acuerdo perfectamente el sábado que lo compré, estaba contentísima con las aplicaciones que me había instalado y jugué con él hasta el lunes, cuando me di cuenta de que no había probado la función básica de un móvil: llamar. La persona con la que hablaba no me oía, no me lo quisieron cambiar, estuvo en reparación una semana o así, me lo devolvieron pero siguió dando problemas a lo largo del tiempo.

Nokia C7
Último Nokia comprado en mi vida

Lo cambié un año después por un Samsung S3, que al principio sólo podía usar poniéndole los manos libros, de nuevo el mismo problema con el micro. Éste ni siquiera me he molestado en llevarlo a reparar, lo he usado así hasta que un día y, gracias a un chiste, me di cuenta de que funcionaba llamando normal, sin handsfree, si lo ponías en la oreja derecha, no izquierda. Y así he seguido con él hasta el 27 de diciembre, cuando, cansada de que se me atascaran el Facebook y el Youtube lo he cambiado por un Samsung S4. En su cajita de cartón reciclado, con su pantalla brillante y su cámara de 13 mp, me ha enamorado.

Samsung S4
Nos hemos llevado muy bien estas semanas…¿por qué me has dejado? 🙁

Ha funcionado perfectamente hasta hoy, cuando el touchscreen se ha cansado y me ha dicho adiós. He intentado reiniciarlo, sacarle la batería, la tarjeta, enchufarle al portátil, al ordenador, nada…estaba en pijama en la cama, me he puesto los vaqueros y la chaqueta y he ido a la tienda donde lo compré. Le he dicho “hasta luego” (espero que no sea hasta siempre) y lo he dejado para que vean qué es lo que le pasa. De camino a casa me he dado cuenta de que no, no había sincronizado los contactos y los únicos números que tengo ahora son un par que tenía guardados en la tarjeta. Tarjeta que he metido en un Iphone…verás como al final acabaré con éste…

Si es que soy tontaaaa (esto es para ti, Helen Kingdom)

 

Las perfumerías Avenida- ¡regalos y más regalos!

Si en mi último post os contaba mi experiencia con una tienda online que me había decepcionado , hoy os quiero hablar sobre una tienda que me fascina. Se trata de una cadena de tiendas de cosmética y perfumería, Avenida.

Empiezo por deciros que soy un consumidor fiel, sobre todo cuando se trata de cosmética, si encuentro un producto que me gusta y se adapta a mi piel, me quedo con él durante años. Por lo tanto, esto se aplica al uso de base de maquillaje también, hasta que llega el momento cuando mi piel caprichosa se cansa/aburre de un producto. Eso, combinado con el estrés, dormir poco y mal y comer incluso peor hacen que mi cutis desarrolle una tendencia acnéica…y empieza el reto: encontrar una nueva base de maquillaje, oil free, que cubra las imperfecciones pero, al mismo tiempo, deje respirar a la piel. En búsqueda de ese maravilloso producto estaba yo ayer cuando he vuelto a concluir que las tiendas de Avenida son una pasada 🙂

La foto de abajo lo dice todo. A la izquierda, los productos que he comprado. A la derecha, los que me han regalado. Por la compra de dos productos de Clinique te regalaban un set de muestras compuesto por un labial en stick y una máscara de pestañas.

Y, como por no sé cuántos euros te daban un gel de ducha, ¡me fui a casa con cinco! Ya no tengo que comprar gel de ducha hasta el próximo año seguro 🙂

20131113_201435

Es verdad que en alguna tienda online los mismos productos son más baratos que en Avenida, pero entre que tienes que pagar los gastos de envío y que tienes que arriesgarte a la hora de elegir el tono si no has utilizado nunca el producto..¡yo voy a seguir comprando en Avenida! Porque me dan regalitos 🙂

20131113_201714

Exámenes. SOS

No sé cómo sois vosotros, pero yo, en cuanto oigo la palabra “exámenes”, empiezo a ponerme nerviosa y la sensación que me entra creo que se puede expresar muy bien por la palabra PÁNICO. No es porque no me guste estudiar, ni porque no sea capaz de hacerlo, sino porque siempre me ha gustado estar entre los mejores, conseguir notas muy buenas y aprender lo más que he podido. Sentirme insegura frente a un examen me decepciona y hace que la confianza en Katty-Katty- la que puede con todo- baje mucho.

Este ha sido el primer año de mi vida cuando no he tenido ningún tipo de examen y la verdad es que me siento un poco raro. He estado acostumbrada a tener muchas cosas por hacer a la vez, trabajar y estudiar al mismo tiempo, pero este año he sentido la necesidad de DESCANSAR. Porque, después de 5 años de tener exámenes, muchos exámenes (que conste que en la Universidad he tenido incluso 11 asignaturas en un cuatrimestre) y de salir corriendo del examen para llegar a trabajar, o para coger el avión, en el caso del máster, he pensado que tener la mente centrada solo en cuestiones profesionales viene bien.

Pero voy a reconocer que los extraño. Si, lo sé, estoy un poco loca, pero lo voy a repetir: EXTRAÑO LOS EXÁMENES. Extraño la sensación esa de fatiga, de cansancio e inquietud, extraño las noches que se hacían tan largas, entre libros y apuntes…Lo que me hace pensar en la multitud de cosas que hacía pensando que me ayudan a estudiar mejor. Desde las 4-5 tazas de café que me tomaba al día (una de ellas a las 3-4 de la noche seguro) a los cigarros que fumaba para entretenerme y a los malditos licores que supuestamente me ayudaban a concentrarme, cuando lo que de verdad hacían era que me pusiera incluso más nerviosa.

In an exam

En esas épocas no conocía el Berocca Boost,  un producto que he tenido la oportunidad de probar esta semana, que es un complemento alimenticio y que, como dice el spot publicitario, es un pequeño empujón cuando lo necesitas.

Caja Berocca Boost

Berocca Boost no es un producto destinado exclusivamente a estudiantes, puede ser utilizado también por personas con una vida profesional y social muy activa, en momentos específicos en que se necesita un plus de concentración o simplemente cuando uno se siente cansado, sin energía. Yo lo he tomado esta semana por las tardes, reemplazando el café de por la tarde, que suelo tomar a las 17:00. Porque soy, como dice mi madre, pájaro nocturno, y nunca duermo antes de las 2:00, por la tarde, después del descanso que tengo en el trabajo, me siento un poco sin energía y sin poder concentrarme. Por eso, suelo tomar café, pero con el calor que hace ya no apetece tanto, porque el café me gusta bien caliente…entonces sí que este comBoostible me ha ayudado esta semana, porque, siendo efervescente, lo he tomado con agua frío. El sabor de naranja que tiene es muy refrescante y tengo que reconocer que el efecto que ha tenido sobre mi cuerpo y, sobre todo, sobre mi mente, ha sido uno agradable y superior al del café.

Creo que todo esto se debe al hecho de que contiene muchas vitaminas del grupo B, Vitamina C, calcio, magnesio, zinc y guaraná, que, además de otros compuestos químicos, tiene cafeina, teofilina y teobromina-  es decir, te tomas, al mismo tiempo, los compuestos del café y del té- las propiedades beneficiosas de los dos siendo bien conocidas. Lo recomendado es tomarte una pastilla al día, unos 30 minutos antes de esos momentos en los que vas a necesitar rendir al máximo intelectualmente. Yo la he tomado, como os he dicho, cuando he empezado a notar cierta fatiga mental, por las tardes, y sí que me he podido quedar a trabajar hasta horas a las que no creía que estoy capaz de hacerlo. 

Si queréis probarlo vosotros también, no hace falta que hagáis nada más que dejar un comentario a este post, contestando a mi pregunta: ¿qué trucos utilizáis (o utilizabais) para sobrevivir a épocas de exámenes con éxito? El que muestra más originalidad se lleva comBoostible para una semana enteraWink. A la espera de vuestras ideas, me voy, !a disfrutar de un domingo tan soleado como este!