Erase una vez…

Erase una vez unos novios que decidieron casarse…y se casaron Smile

Our first dance
Nuestro primer baile

Si alguien me hubiera dicho hace un año, cuando decidimos la fecha de la boda, que el tiempo va a pasar tan rápido, no me lo habría creído. Pero ha sido así.

Ha sido un año lleno de nervios, de ansiedad, de deseos (cumplidos o no), pero, sobre todo, de felicidad. Porque cada uno de los preparativos nos hizo felices. Nos tomó mucho llegar allí pero valió la pena. Todas las tardes perdidas en frente del ordenador, eligiendo invitaciones de boda o regalos, flores y zapatos, todos y cada uno de los momentos contribuyeron a hacer nuestro día perfecto.  El día 22 de septiembre va a quedar en nuestras memorias como el día más bonito de nuestra vida, la vida de una nueva familia que se formó en aquel momento.

A lo mejor en otro post os contaré más detalles sobre la boda, aunque me cuesta expresar todo lo que he vivido, toda la emoción que llegué a sentir en un momento tan especial. De momento, os digo solo que estoy feliz, que todo salió genial (vale, ¡no hablamos sobre el ramo de novia!) y que cuando lleguen las fotos oficiales las subiré al blog también, para que veáis los primeros segundos de vida de la nueva señora Dobre Laughing.

El nombre del blog queda como muestra de la existencia de la señorita Parvulescu, la que se fue para Rumanía a casarse y nunca regresó.

…ah, y una cosita más, ya que no tengo ninguna boda por organizar, intentaré aparecer más a menudo por aquí. Como dicen los ingleses, it’s a promise!

 

 

23

Como bien lo dice el widget de mi blog, quedan 23 días hasta el gran día. Hace un año, cuando hemos decidido hacer el paso, no creía que todo va a pasar tan rápido. No me imaginaba que los preparativos pueden dar al mismo tiempo sensaciones tan distintas, de cansancio y felicidad a la vez. Quedan muchas cosas por hacer, pero…estoy feliz.

…Y allí estamos. A 23 días de nuestra boda.

Yo a 23 días del apellido Dobre, él a 23 días de compartir su apellido conmigo. Los dos a 23 días de ser una familia, lo que queremos que sea una familia feliz, capaz de luchar para obtener lo mejor del mundo. Tarta Te Amo

 …Cuento los días y sueño con ser una novia bonita y feliz…

Comienzo de verano

Hace mucho que no escribo por aquí, no por no querer, si no por no tener tiempo. Las últimas semanas han sido bastante cargadas, con muchas cosas por hacer en el trabajo, un mini-curso de programación web por la tarde y noches llenas de pensamientos nocturnos.

Ya no queda prácticamente nada hasta el más importante evento de este verano-otoño, mi boda, y yo sigo con mis planes y la organización del evento. Quedan muchas cosas por establecer, pero he decidido tomármelo todo con calma, porque si no lo hago me da a mí que me voy a volver loca. Espero que con la llegada del horario de verano (porque en julio y agosto trabajo solo de 8 a 15) me quede más tiempo para mí y para todo lo que tengo que arreglar.

Otros planes para este verano no tengo. Quiero disfrutar de las tardes soleadas en la piscina, para lucir un bronceo espectacular en mi vestido ivory, en la boda, pero nada más. Este verano no hay ni exámenes, ni viajes a Rumanía, ni nada. Tiene que ser un verano tranquilo, porque lo que le sigue va a ser un otoño maravilloso. Os lo digo yo, la que está a solo 2 meses y  14 días de ver su sueño hecho realidad WinkAlianzas ¿Vosotros qué planes tenéis para este verano? ¿Algo que os de fuerzas para seguir adelante?

3 cosas que van a hacer que junio sea un mes más bonito

Como os contaba en el post anterior, de momento mi verano huele a soledad. Siempre me ha gustado el mes de junio, porque es el mes cuando se acaban las clases, cuando vienen las vacaciones, cuando el verano viene para quedarse. Pero este año es distinto, es el primer año cuando para mi no se acaban las clases, cosa que me hace sentirme un poco triste (y vieja). Si hace un año, en estas épocas, estaba a tope por lo de la entrega de la tesis del máster, este año no hay nada que me tenga ocupada (bueno, que me tenga ocupada más de lo común). I am bored

Pero, como he leído en un post de Kathia, aunque no tenga ganas, hay que seguir, aunque no tenga nada que me haga el corazón temblar, hay que encontrar ese “algo” que me anime para poder sobrevivir a los siguientes 3 meses de aburrimiento. Y así, pensándolo rápido, consigo encontrar 3 cositas que van a hacer que junio sea un mes más bonito que mayo:

1. Dragos cumple…años 🙂 Queda poco, en menos de dos semanas mi chico se hace mayor (cuando me preguntaron ayer unos amigos cuántos cumple dije que 25, me he perdido unos años sin darme cuentaLaughing) y yo le estoy preparando una sorpresa, aunque no sea nada sensacional, espero que le guste, ya os contaré).

2. El 21 de junio voy a estar con el equipo de IA en un workshop organizado por la empresa, cerca de Avila. Eso si, sin cobertura- lo que quiere decir que dos días no voy a twittear ni entrar en Facebook, así que si no volvéis a saber nada de mi es porque estar dos días sin internet ha sido una prueba demasiado difícil para mi.

3. ¡Empieza la cuenta atrás! Desde el 22 de junio quedan 3 meses hasta la boda. Nada más 3 meses hasta que un sueño se convierta en realidad. Quedan muchas cosas por arreglar, pero estoy muy contenta, porque tengo la certeza de que al final todo va a salir genial!