50 sombras de Grey – la película (u oda a mis 6,70€)

Antes de que me pongáis esta cara

say_what

Lo reconozco: he visto 50 sombras de Grey. Por curiosidad. Y porque ya había leído la trilogía. O bueno, un 80% de la trilogía, porque me he quedado en el tercer volumen, aburrida y cansada por lo surrealista que me parecía todo. Sabía que no me iba a gustar, que no era una peli de Oscar, que se quedaba en el primer libro (por tanto, ya sabía cómo se iba a acabar) peroooo…me dejé llevar por todos los checkins que hacían todos mis amigos en los cines del mundo mundial y…fuí a verla.

Los que me conocéis sabéis que no suelo ir al cine porque no me gusta ver las pelis dobladas, creo que al final decidí verla cuando mi hermana me dijo: <La única frase de la peli más interesante es cuando él le dice: “I don’t make love, I fuck. Hard”. ¿Los españoles cómo lo habrán traducido?>. Y a eso he ido, a ver cómo la han traducido. Pues sí, literalmente, “Yo no hago el amor, yo follo. Duro”.

¿Qué me ha parecido? Una peli de risa. En todos los sentidos. El guión ya lo conocía, ella es jóven y tontita, se enamora del todopoderoso Grey que a sus 27 años tiene ya montado un imperio, a él no le va mucho esto del amor, le van mejor las cuerdas y los azotes. Se conocen cuando ella va a entrevistarlo, ella se pone nerviosa (como no, después de la entrada triunfal que tuvo, cayéndose de rodillas al entrar por la puerta) y se muerde los labios, a él se le sube…la autoestima (ya, sabéis que no es eso lo que quiero decir) y la invita a tomar un café, le regala un Mac, un coche, se la lleva de paseo en un helicóptero…cosas normales y corrientes, vamos. Él le advierte de que no se puede enamorar de él, ella no le escucha y lo hace (claro, como si eso fuera algo que podamos controlar), él le dice que sus gustos son peculiares, ella quiere saber más, él le enseña su habitación de juegos (no antes de que ella le preguntase si es allí donde guarda su Xbox) y se la quiere hacer su sumisa, ella se muerde de nuevo los labios.

Él le dice “Yo no hago el amor, yo follo” (ah, que eso ya os lo he dicho, pero de verdad son las palabras más sucias usadas en la peli), la tira a la cama, le ata las manos con su corbata gris cara, le humedece los labios con vino y le pasa un cubo de hielo por todo el cuerpo. Ah, que se me olvidaba, ella era virgen (dooooh, ¿cómo? ¿No sabíais que todas las mujeres a los 21 años son virgenes?) … un diez para el hecho de que el tío se pone el condón, por lo menos sirve como educación sexual 🙂

sex_scene-50 sombras de grey

Ella se lee el contrato que le ha pasado el loco, dice que no quiere el fisting anal, se muerde de nuevo los labios y lo deja con los huevos hinchados (con perdón) en su despacho. Llegan a follar en la habitación roja, ella le pide que le enseñe lo peor que le puede hacer, él le azota con una fusta seis veces, él suda porque le gusta, ella llora porque le duele y cuenta los azotes, porque se lo ha pedido él. Ella le pregunta si es eso lo que le produce placer y…se va. End of story.

 

Os lo he contado todo tan simple porque es así como es la película: simple. Hay vídeos de canciones pop más pornish que esta peli (véase la Hannah Montana o la Nicky Minaj, por ejemplo), por no hablar de escenas sexy en películas de los años 70. Es una peli a la que podéis llevar a los niños (vale, estoy exagerando) para que aprendan algo útil: hay que usar el preservativo, guardar la virginidad lo máximo posible, comer mucho, beber poco (en el contrato el Señor le dice que tiene que alimentarse bien, no fumar y no beber alcohol) y…no enamorarse de un gilipollas :)))

Nicki-Minaj-Cassie-the-boys

Dejando de lado la ironía, hay algunos momentos en la peli que me han hecho reir – a mí y a la mayoría de las mujeres de la sala, cuya media de edad era 45-50 años.

  • todas las escenas en la que Ana está en bragas. Hace mucho que no veo bragas tan feas. No busquéis en internet, Google no puede indexar contenido tan feo.
  • las escenas donde aparece el vello púbico, tanto de ella como de él, me pregunto si Dakota tuvo que dejarselo crecer o es como lo tiene, ¡por Dios! A esta chica lo de depilarse no se le daba bien, la primera vez que tienen sexo también se le nota en las piernas y me parece haber visto algo de axila también.
  • la noche de la graduación, cuando se supone que iba a salir de fiesta, ella lleva una camiseta. ¿De verdad, quién lleva una CAMISETA la noche de su graduación?
  • frases como “¿Ahora me vas a hacer el amor?? o “¿Qué es un tapón anal?” no pueden no sacarte una carcajada por lo idiota que puede parecer esta mujer.
  • ella le pregunta entrando en el garaje “¿Cuál de estos es tu coche?”, él le contesta “Todos.”. Tiene un helicóptero, maja, cómo para no tener un Audi R8 Spyder o un Audi Quattro SUV.

 

Otras cosas alucinantes en la peli:

  • Ana tiene un móvil tipo concha…¿en qué año decían que se ha grabado?
  • Los dos se comunican por correo o SMS…¿de nuevo pregunto, en qué año se ha grabado la peli? Whatsapp anyone?
  • Ana tiene sólo tres correos en la bandeja de entrada. ¿Qué hace para no recibir tanto spam como nosotros, los demás?
  • Los dos tienen una “reunión de negocios” a oscuras. Donde dos secretarias les traen comida. Que no llegan a comer (creo que era sushi, yuck, a mí tampoco me gusta).  ¿Cómo se supone que tienen que comer con las luces apagadas?
  • Cuando le llama borracha (taaaaaaaaaaaaan típico), Grey sabe a qué bar ir a buscarla. ¿Cómo lo hace, cuándo y qué le ha metido en el móvil? ¡Que era un móvil tipo concha, seguro que ni internet tenía!
  • lo grandes que son los pezones de Ana en comparación con las tetas. (Vaya una que habla de tetas pequeñas, viendo la paja en el ojo ajeno)
  • Christian Grey sabe hacer trenzas. Mi marido no sabe ni atarse bien los cordones de los zapatos.

trenza_50 sombras de grey

 

Ahora, hablando en serio, me alegro de haber ido a ver esta peli. Os he ahorrado 6 euros, me podéis invitar a tomar unos cafés o, mejor todavía, un vodka naranja, que me hace falta celebrar que tengo una relación sana. Aunque mi marido no sepa hacer trenzas.

Si tenéis 5 minutos, mirad el vídeo de abajo, os va a dejar boca abierta seguro.