10.000 km

Una película de planteamiento aparentemente sencillo. Es como resumiría esta película en una frase. Pero hay mucho más detrás de las conversaciones que Alex y Sergi tienen a través de dos ordenadores, intentando mantener una relación a distancia.

Alex y Sergi tienen unos treinta años, viven en Barcelona y están planeando formar una familia y tener un hijo. Los planes tienen que esperar una vez que a Alex le ofrecen mudarse a Los Ágeles para trabajar allí como fotógrafa. 23 minutos es lo que dura la escena con la que arranca la película, con ellos dos intentando tomar una decisión. Con lo que cuesta tomar decisiones. Al final, Sergi se queda en España, preparando las oposiciones de profesor y ella se marcha.

Skype, Whatsapp, Facebook– los medios que les quedan para comunicarse. Mantener una relación a distancia es difícil aún disponiendo de todos estos medios que no teníamos hace unos años. Pero el “conectado última vez a las 12” o “cerca de Madrid” pueden representar una tortura aún más grande que no saber absolutamente nada sobre la persona que quieres.

¿Puede el amor sobrevivir a 10.000 km. de distancia? Es esta la pregunta a la que se intenta contestar en la peli. No os diré cuál es la respuesta porque no quiero ser spoiler…pero a mí me gusta creer que sí. Aunque la vida no sea como en las películas (y es justo esta una frase que Sergi le dice a su chica) hay que confiar en que, al final, las cosas van a salir bien.

 ¿Sí me ha gustado la película? Creo que sí. Pero voy a reconocer que no puedo ser subjetiva. La razón por la que quise verla desde el principio ha sido que estaba segura que me iba a recordar a mi relación con mi marido. Para nosotros no ha sido un año, han sido tres, y lo que vemos en “10.000 km” es muy poco doloroso comparado con la realidad. Pero, mirando atrás, te das cuenta de lo fuerte que eres, de los sacrificios que has estado dispuesto a hacer…y si has llegado hasta aquí, ha valido la pena.

¡Al cine a ver la película, eso sí, no vayáis con las expectativas muy altas, que lo mismo os decepciona!