10 cosas que odio

Hoy escuchaba en la radio una especie de concurso- los que participaban por teléfono tenían que decir, durante un minuto, sin parar, cosas que odiaban. De allí, la idea del post de hoy. La RAE define el odio (del lat. odĭum). como antipatía y aversión hacia algo o hacia alguien cuyo mal se desea. Si lo vemos así, es poco probable que encontremos cosas que de verdad odiemos. Pero hay ciertas cosas o situaciones que nos sacan de los juicios, nos ponen nerviosos y no nos dejan pensar y actuar en condiciones normales. Voy a empezar a cronometrar cuánto tiempo me toma escribir mi listado de 10 cosas que odio. Si me toma mucho, quiere decir que todavía existen posibilidades de ser considerada normal. Si me toma poco, va a ser sólo una confirmación de lo que ya (más o menos) sé: soy un caso perdido.

  • Los olores fuertes. Sean ellos de perfumes, comida, gente 🙂 Esa es una de las principales razones por las cuales no como marisco y pescado- por culpa del olor.
  • Los ratones-las ratas. Me dan asco, miedo, si veo uno no puedo comer días enteros. Me quedo con esa mirada que tienen, de “te voy a morder, voy a hacerte daño, voy a destruir todo lo que quiero”.

cats hate rats.I do to

  • La falta de puntualidad. Eso se puede traducir por amo la puntualidad. No me parece nada más feo que llegar tarde si has quedado con alguien, es falta de respeto y demuestra desinterés.
  • La gente que pretende saberlo todo. Eso es imposible.
  • Los fallos gramaticales. No pretendo hablar perfectamente, pero siempre cuido mis palabras y, sobre todo, a la hora de escribir, reviso dos veces las palabras de las que no estoy segura (eso en otros idiomas, que, Gracias a dios, el mío lo conozco bastante bien.)

Grammar nazi

  • La lentitud. Sea ella en tráfico, a la hora de trabajar, comprar, etc- ¿no os ha pasado nunca mandarle a tomar por saco al que saca del carrito de compra las cosas con la velocidad del caracol?
  • Cocinar. Como os contaba en este post, es una de las cosas que no sé hacer, ni sabré nunca. Eso porque en verano me da calor, en invierno, aunque tengas las ventanas abiertas, el olor se queda dentro para varias horas, cocinar lleva un tiempo y comer muy poco…

hate cooking

  • Planchar. Casi tanto como odio cocinar. Y como soy de vestidos y faldas, volantes y lazitos, le doy las gracias a Dios (y a mi suegra, hay que decirlo) por no tener que hacerlo muy a menudo.
  • Los calcetines blancos en zapatos negros. O al revés. Si, si, lo he visto, mucha gente se pone unos calcetines negros y luego unas zapatillas blancas y luego sale tan contenta a la calle, molando mucho…
  • La indiferencia. Hay gente tan indiferente, a la que todo le da igual, que no sé cómo pueden vivir. Eso sí, deben ser felices en su mundo…

…20 minutos. No sé si es mucho o poco, ya que no escribo en mi idioma nativo…Pero sí que el listado podría continuar. Prometo volver a escribir sobre las cosas que amo, para que no me digáis después que soy una loca-perdida- esquizofrénica.