2013…

20 de enero ya y yo no he escrito nada en el blog este año. Al parecer, uno de los propósitos para este año (escribir en el blog más a menudo) va ser bastante difícil de cumplir.

Como excusa, puedo decir lo de haber estado hasta hace una semana en Rumanía. Hemos pasado dos semanas geniales en el país que, cada vez que vayamos, nos espera con mucha alegría y, cómo no, con mucha fiesta. Hemos entrado en el nuevo año al lado de nuestros mejores amigos, hemos pasado dos días geniales en una casa rural en la montaña, luego una semana y pico en casa, entre amigos, buena comida y por supuesto, buena (¡y fuerte!) bebida.

He regresado con bastante pereza, sin ganas de volver a lo de siempre, al horario de trabajo,  a estar lejos de los que quiero, a darlo todo y recibir muy poco a cambio..

Pero, como decía la darling en un post en su blog, hay que seguir, aunque no sepas muy bien hacía dónde vas. Pensándolo bien, no ha sido un mal año. El vídeo de abajo lo demuestra.

Hay que intentar hacer todo lo posible para que el 2013 supere esto. No sé qué puede superar un momento tan especial en la vida, pero lo buscaré. Pondré todas mis fuerzas para buscar ese algo que me dé ganas de seguir, de luchar y de volver a ser tan feliz.

¡Feliz 2013 a todos!