Gracias

Este post lo tenía que escribir ayer, pero, como he llegado demasiado tarde a casa y me puse a hacer las mil cosas que tengo que hacer cada noche, al final no me dio tiempo hacerlo.

Ayer, el 28 de marzo, cumplí un año en la empresa donde trabajo, Internet Advantage. Ha sido un año muy interesante, que ha pasado muy rápido, pero no sin dejar rastros tanto en mi mente como en mi corazón. 1 año en Internet Advantage

Para mi, llegar a trabajar en esta empresa ha sido muy importante, y me ha ayudado demostrar a mi y a los demás que puedo más y que nosotros, los rumanos, somos personas que aprenden muy rápido y que merecemos la confianza que no muchos están dispuestos de mostrárnosla.

Durante este año he desarrollado capacidades que ni siquiera sabía que tengo. Es verdad que tengo inclinación hacía todo lo que es marketing, publicidad y comunicación, pero de escribir una nota de prensa a aprender analizar páginas de punto de vista SEO y encontrar nuevos colaboradores en el mundo online hay un largo camino. He aprendido trabajar en equipo, entender a los otros y, sobre todo, he aprendido que todos somos seres humanos y cometer errores en inevitable.

Pero, más que nada, he entendido que los españoles son muy majos y muy tolerantes, que las cañas after-work son un must-have y que el descanso a mediodía también tiene su gracia.

Por eso, y muchas cosas más, les doy las gracias a todos mis compañeros, a cada uno de los que, de cualquiera manera, consiguen alegrarme los días y hacerme sentirme un poco menos sola en un país que sigue siendo “no mío”.

 

 

Romanii sunt destepti

Acum cateva luni scriam pe blogul firmei despre campania “Romanii sunt destepti”. La momentul respectiv, adica in luna noiembrie, campania abia incepuse, iar eu eram nerabdatoare sa vad daca prin cautarile efectuate in pagina www.romaniisuntdestepti.ro si, in general, pe Google, sugestiile Google or sa se schimbe- pentru cei care nu stiu, algoritmul este unul destul de simplu, cu cat mai multe cautari se efectueaza utilizand anumite cuvinte cheie, cu atat mai multe probabilitati ca respectivele cuvinte sa fie sugerate de Google in momentul in care incepi sa scrii in campul de cautare.

Postarea respectiva se incheia cu urmatorul disclaimer: sunt romanca, si mandra ca sunt romanca. Pentru ca vin dintr-o tara care mi-a oferit o educatie si o experienta de viata pe care poate nu le-as fi obtinut daca as fi locuit altundeva in lume.

Aseara am trait din nou acest sentiment cand, intr-o ultima ocheada aruncata mult dupa miezul noptii pe Twitter, am vazut urmatorul tweet:

Romanians are smart

Pentru necunoscatori, Rand Fishkin este, pe langa un barbat extrem de frumos (in my humble opinion), extrem de inteligent, CEO al SEOMoz, organizatie de mare autoritate in domeniul Search  Engine Optimization. Pe respectivul blog s-a publicat ieri un articol despre campania initiata de ROM Autentic, al carei autoare este o romanca. Am citit postarea cu sufletul la gura, bucurandu-ma, pe de o parte, ca respectiva campanie a avut rezultate si, pe de alta parte, mandrindu-ma ca unei romance i s-a publicat un articol pe un blog de nisa atat de important. Gabriela Andrei este consultant la Kondiment Service si Global SEM Manager la Bitdefender, are un blog mai mult decat interesant pentru pasionatii de marketing online, si isi incepe articolul la fel cum eu il terminam pe al meu, spunand ca e mandra ca e romanca. Tu esti? 

Random

Luni. O zi ca oricare alta zi de luni, cu multe mailuri de citit, multa lume nemultumita si panicata, multa agitatie si mult somn. Mai ales somn.

Martie. Ultimele zile ale lui Martie, fara miros de flori de cires si fara lalele colorate.

Noapte. Una din noptile cand nu poti dormi, pentru ca gandurile nu vor sa se aseze si ele pe perna, ci umbla prin cele mai ascunse locuri ale mintii, aducand de acolo atingeri parfumate si soapte.

Soapte. Ce rasuna in minte ca un pick-up vechi, intr-o zi ploioasa de vara.

Vara. Miros de nisip ud sub talpile arse de soare.

Dor.

 

Hola, soy Katty y soy adicta a las redes sociales

Todos conocemos la frase “Hola, soy X y soy adicto al alcohol” (espero que de las películas y no de la vida realLaughing).

Vamos a hacer un ejercicio de sinceridad y  vamos a decir todos (si, si, todos los que estáis leyendo el post, cada uno de vosotros diciendo su nombre, como en el cole): “Soy X y soy adicto/a a las redes sociales”.No mientas. Si no hubieras sido no habrías llegado a mi post (ya que el blog es muy nuevo y casi todo el tráfico que tengo viene de las redes sociales, porque es donde estoy spam-ando). Yo lo reconozco. Soy adicta. Y ni siquiera quiero curarme.

¿Cómo hemos llegado aquí?

En los 80 la humanidad se ha encontrado con un problema sociológico muy grande, cuando toda la gente había empezado a pasar todo su tiempo libre delante de la tele- hablamos de la época en la cual se inventó el termino “couch potato” o cuando los sitcoms y soap-operas empezaron a tener éxito. Hoy en día, está pasando lo mismo, pero la tele ha sido reemplazada por el internet y las soap-operas por las redes sociales.

Decir que no tienes un perfil en alguna red social puede resultar muy raro a alguien que esté muy enganchado al mundillo este, ya que hay millones de usuarios de redes sociales en el mundo. Facebook puede llegar este año a tener 1 billón de usuarios y Twitter, a seis años de su lanzamiento, también  ha alcanzado los quinientos millones de usuarios. Otras redes, como LinkedIn, Tuenti, Viadeo, Youtube, etc, también tienen usuarios que pueden llegar a conectarse a la red de manera compulsiva, a primera hora de la mañana, para ver qué novedades hay entre sus amigos.

¿Por qué nos gustan tanto?  

Creo que para toda la gente tener amigos y tener una vida social es algo esencial, y estar en la red es, más que nada, estar conectado con tus amigos.

Like

Para nosotros, los expats, por ejemplo, es algo esencial, porque es la única manera de saber todo lo que están haciendo tus amigos o tu familia, y, de esta forma, hacer parte de su vida. Un estudio realizado en septiembre del 2011 en Estados Unidos por la empresa Rebtel muestra que 68% de las mujeres y el 54% de los hombres usan las redes sociales para mantenerse en contacto con sus amigos, 60% de las mujeres y el 42% de los hombres las usan para mantenerse en contacto con su familia y 34% de las mujeres y el 22% de los hombres las usan para mantenerse en contacto con sus compañeros de trabajo.

Otro estudio muy interesante, realizado por Oxygen Media a principios del año pasado, muestra los hábitos de las mujeres y los hombres en Facebook. De las muchas cosas que las mujeres hacen en Facebook:

  • 34% afirma que ingresar a Facebook es lo primero que hacen al despertarse.
  • 21% revisa su Facebook en el medio de la noche.
  • 63% utiliza Facebook como herramienta para hacer contactos.
  • 42% piensa que es aceptable publicar fotos de ellas intoxicadas.
  • 58% utiliza Facebook para llevar rastro a sus “amigas/enemigas”.
  • 6% de las mujeres usan Facebook para ligar o conquistar
  • 9% de mujeres ha terminado su relación vía Facebook

Y los hombres están allí también:

  • 41% de los hombres piensan que es posible tener una relación romántica por redes sociales e Internet.
  • 39% de los hombres afirman haber ligado con alguien en línea.
  • 68% de los hombres afirman haber engañado a su pareja en línea (pregunta mía, ¿eso se puede llamar “engañar”?)
  • 5% de los hombres encuestados afirman que tener sexo en línea no cuenta como engaño a la pareja (pienso igual que 5% de los hombres encuestadosLaughing)

So, son divertidas, son una muy buena manera de pasar el tiempo libre, entonces, ¿cuál es el problema? ¿Pueden llegar a considerarse adicción? Parece que sí. Según las especialistas,  las redes sociales causan adicción y distracciones en los centros de trabajo, teniendo también un impacto negativo en las habilidades cognitivas y en la salud de los individuos, y representan graves riesgos para la seguridad de los datos privados de las personas. Irónicamente, parece que la exposición excesiva a estos medios ha generado personas más antisociales, que evitan la interacción cara a cara.

Yo no sé hasta que punto todo esto es verdad y las redes sociales influyen de una manera tan negativa, sólo sé que estoy disfrutando de la vida en la red y que no soy 100% adicta, porque de este top 10 simptomas presento sólo un parLaughing. Sí me siento aislada del mundo si me dejo el móvil en casa sin poder comprobar las actualizaciones en el autobús de camino al trabajo, o hacer check-ín en Foursquare al llegar a la oficina, compruebo mi cuenta de Facebook más de 20 veces al día, me niego irme un fin de semana sin llevar mi portátil, tuiteo desde el móvil mientras voy andando, me conecto a Facebook incluso antes de tomarme el café por las mañanas  y compruebo las últimas actualizaciones en Facebook y Twitter ya desde la cama, antes de irme a dormir.

Ahora os dejo, que tengo que ver las notificaciones del Facebook, que llevo ya una horita escribiendo el post y mis amigos me deben extrañarCool. No antes de dejaros una infografía más y el vídeo que probablemente ya conocéis, el de Facebook en la vida real.

 Credits Social Network foto http://www.freedigitalphotos.net/images/view_photog.php?photogid=2354

Las 3 cosas de España que más me gustan

Aprovecho la tarde de domingo y el hecho de que mi chico está mirando un partido de fútbol para poder escribir este post, los últimos días no me he encontrado muy bien y por eso no he vuelto a escribir nada en el blog. Después de haber tomado cien litros de té (ok, estoy exagerando, pero mi estomago lo ha sentido así) y haber pasado dos días sin salir de casa, me siento mejor y lista para aprovechar lo que me queda de este puenteCool.

La idea de este post me ha venido pensando en lo que más me gusta de España. Después de dos años y medio en España, creo que tengo derecho a hacer un top de las cosas que más molan en este país. Cosas típicas españolas, que no puedes hacer o vivir en otros lugares del mundo, o, por lo menos, que no tiene la misma gracia hacerlas en otros rincones del mundo.

Y empiezo por…

1. Las fiestas. Y no me refiero a las quedadas semanales con los amigos (que conste que esas también me gustan), sino a los días libres, no laborables. España ocupa el quinto puesto en la clasificación mundial en cuanto a días libres totales (vacaciones más días festivos), con 22 días laborables de vacaciones y 14 días festivos. Yo vengo de un país donde hay 9 días festivos, y eso para los funcionarios, que los trabajadores del sector privado no tienen ni siquiera esos nueve. Así que para mi España es el paraíso del tiempo libre. Es verdad que las vacaciones tienen su gracia, que estar de vacaciones es divino, pero levantarte un lunes a las 10 de la mañana y saber que ese día no se descuenta de las vacaciones es incluso más gracioso. Os voy a decir que mañana no trabajo, hay fiesta, me voy a levantar a las 10 y voy a hacer todo lo que no he podido hacer ayer y hoy por culpa del catarro, así que si no estáis en España y mañana tenéis que trabajar, no tiréis tomates al ordenador, el pobre no tiene la culpaLaughing.

2. La gente. No sé si es que he tenido yo la suerte de conocer sólo gente así, o la gente es así en general, pero a mi los españoles me parecen muy majos, muy sociables, abiertos y amistosos. La gente de Internet Advantage es sólo un ejemploWink.

3. La comida. La tortilla. TortillaComo a mi no me gustan las cosas raras, las mezclas tampoco, para no decir que tampoco como pescado y mariscos, no puedo decir que me gusta la comida típica española, pero hay cosas que me gustan, y mucho. Si tuviera que elegir sólo una cosa para comerla toda la vida sería la tortilla de patatas. (la de la foto la he hecho yo :-)).

Y ahora os dejo, que salimos a tomar una caña, otra cosa típica española que me gusta Laughing Y como mañana no trabajo me permito este lujo, de salir el domingo a las 21:00.